Reseñas

Macabro juego de roles

Macabro juego de roles

Teatro Estudio

noviembre 13th, 2015

No comments

DIARIO EL DÍA, La Plata.
Por Irene Bianchi.
LA SUSTITUTA: MELODRAMA ESCOLAR EN UN ACTO, de Germán Reimondo. Elenco: Eva Selva, Germán Reimondo. Escenografía: Gonzalo Monzón. Puesta de luces: Gastón Marioni. Fotografía: Espacio F. Diseño gráfico y asistencia de dirección: Fermín Epele. Dirección: Gastón Marioni. Teatro Estudio, calle 3 entre 39 y 40, domingos 20:45.

“Lautaro” es portero de una escuela de provincia. Vive en un cuartucho en el sótano del establecimiento, reducto atestado de libros viejos, papeles, mapas, y demás útiles. No hay luz natural ni ventanas. Es casi una cueva oscura. Junto a Priscila, otra auxiliar de la escuela, Lautaro planea meticulosamente como un General una suerte de revolución que eche por tierra el sistema educativo convencional, cuya representante más conspícua es “Noemí”, la Directora, a quien deberán derrocar.

Pero detrás de esta “causa colectiva”, a Lautaro lo mueve una cuestión de tipo personal, que tiene que ver con su origen y su crianza. Hay una inesperada vuelta de tuerca en la pieza de Reimondo, que no develaremos aquí, que cambia la perspectiva y el punto de vista. La motivación parece ser otra, más individual y menos patriótica. Y no será ésta la única sorpresa. Algo falla en el plan. El diablo mete la cola y el reparto de personajes se modificará de golpe y trágicamente.

La sustituta” habla del poder y sus abusos, de las estructuras anquilosadas, de las instituciones vetustas, y también de los vínculos: del rencor, del desamor, del abandono.

La ambientación de Gonzalo Monzón resulta muy verosímil. Crea esa atmósfera lúgubre que propone el autor. Desorden, mugre, humedad. Todo huele a viejo, a rancio, a sucio, a encierro. Como telón de fondo constante, el murmullo de los chicos en el patio, y de vez en cuando, el timbre que pone fin al recreo.

La dupla actoral ReimondoSelva es muy potente. Componen dos personajes siniestros que se prestan a un juego macabro. Se necesitan mutuamente, y a la vez se repelen, se traicionan. Hay escenas de gran contenido físico, de pelea cuerpo a cuerpo, de fuerte impacto. Y el final: logrado golpe de efecto.

Desde la dirección, Gastón Marioni logra un clima muy perturbador, inquietante, revulsivo por momentos, ominoso, preñado de violencia, con algunas pinceladas de humor que distienden de a ratos.

“La sustituta”: una revolución fallida, con sangre derramada.

ENLACE: eldia.com/MacabroJuegoDeRoles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Warning: A non-numeric value encountered in /var/www/html/wp-content/plugins/ultimate-social-media-icons/libs/controllers/sfsi_frontpopUp.php on line 59