Obra

La suerte de la fea

La suerte de la fea

DOMINGO 23 DE ABRIL A LAS 19:00


SINOPSIS

A comienzos del siglo 20 eran frecuentes en Buenos Aires los bares con atracciones. Un público mayormente masculino que bebía en los reservados escuchando –pero sobre todo mirando– a aquellas singulares Orquestas de señoritas. Mujeres jóvenes y atractivas con ropas sensuales que se movían a la cadencia de su propia música. Exponían allí, en pequeños escenarios como vidrieras su gracia y belleza, pero no tocaban en realidad, hacían sólo el remedo, pura mímica sensual de ejecución. Las intérpretes auténticas, músicas con talento y solvencia, pero sin la edad o los atributos de belleza necesarios, tocaban escondidas tras los telones o en el foso, ejecutando cada uno de esos instrumentos que ellas, las figurantas, las hermosas, simulaban tocar. Esta es la historia de una de esas feas. Y de su suerte.

CONCEPCIÓN DE LA PUESTA EN ESCENA Y OBJETIVOS ESTÉTICOS

El espacio escénico pensado por el autor es un palco de vitrolera, un escenario pequeño de los “bares de señoritas” donde se ubicaba la mujer que ponía los discos en la Vitrola.
Alejandro Mateo creó un pequeño tablado rococó, una cajita de música primorosa aunque un tanto desvencijada que se recorta en el espacio negro de la sala. Un “escaparate para ser visto” como dice el autor, que nuclea la exposición y la intimidad que requiere la obra. Viola se encuentra en su lugar soñado, el que desata sus fantasías más íntimas pero también en el lugar que sellará su desgracia.

El personaje de Viola recrea, evoca, revive y rememora su vida de violista. Ella dice “todo lo mío es sonido”. Creemos que sus sensaciones, pensamientos y evocaciones son sonido, ruidos y música que provienen de un único instrumento: la viola que ama y detesta. Es por esto que nos propusimos trabajar con un violista que toca en vivo en las funciones. La partitura musical se creó en los ensayos, en un ida y vuelta constante con la actriz.

Dramaturgia: Mauricio Kartun

Actúa: Luciana Dulitzky

Dirige: Paula Ransenberg

Composición musical e intérprete en escena: Fede Berthet

Asistencia de dirección: Marcelo de León

Diseño Escenografía y vestuario: Alejandro Mateo

Diseño iluminación: Fernanda Balcells

Pelo: Granado

Fotos: Alejandro Ojeda y Sofía montecchiari